Atractivos Culturales


Palacio Municipal

 

 

Al poniente del Zócalo está el Palacio Municipal; data de 1890 y su fachada de cantera mezcla estilos bizantino y grecorromano.

y su arquería hecha a base de cantera de Apulco. En su interior podrá apreciar dos murales con los temas de la Batalla del 5 de Mayo,

y las costumbres y tradiciones de la Sierra Norte.También en este edificio está la biblioteca municipal, con una placa conmemorativa de la visita de la célebre poetista chilena Gabriela Mistral quien, inspirada por el encantador paisaje y la niñez indígena, les dedicó sentidas poesías.

Su construcción inicia el 3 de mayo de 1890, su fachada de cantera mezcla estilos bizantino y grecorromano. Fue proyectado por el arquitecto poblano francisco Contreras, que puso especial empeño en esta obra material. Su construcción culmino el 15 de septiembre de 1910, en el que el pueblo zacapoaxteco celebro dignamente el primer centenario de la Independencia Nacional.

La influencia entonces de la primera dama del país Sra. Carmen Romero Rubio de Díaz fue definitiva, ya que por intervención directa de ella se logro adquirir tanto objetos materiales como mobiliario, que tan indispensables eran para su acabado y funcionalidad, citando entre ello lo siguiente: diecinueve balcones de hierro que se colocaron tanto en el frente (fachada principal ) como en sus dos costados, comprendiendo en ello la parte superior del barandal de la escalera de acceso que comunica al segundo nivel, material que fue forjado y traído de las fundiciones de Firenze, Italia.

 

Mural de la batalla del cinco de mayo

Esta obra está expuesta en el salón “Batallón Zacapoaxtla”, (altos del Palacio Municipal). Policromía dedicada a la batalla del 5 de mayo de 1862, plasmada al lienzo por el pintor y artista Zacapoaxteco Don Luís Toral González para celebrar  dignamente el primer centenario de este encuentro bélico, que fue entre las tropas francesas y las tropas mexicanas. Entre estas últimas se encontraban indígenas de la Sierra Norte de Puebla, comprendiendo entre ellos a los integrantes del Primer Batallón de las Guardias Nacionales, llamadas comúnmente “LOS ZACAPOAXTLAS”.

 

Mural Costumbrista

En el año de 1949 a sugerencia del señor contador Don Ciro Molina Gutiérrez, prospero comerciante Zacapoaxteco residente de la ciudad de Puebla, le solicitó a Don Luis Toral González  la hechura de una pintura que comprendiera las costumbres y tradiciones de la gente ubicada en esta región norte. El artista plasmó maravillosamente al lienzo la obra que se colocara para el año de 1951 en la entrada del  domicilio de Don Ciro en la ciudad de Puebla. Antes de morir Don Ciro escribió en su testamento su deseo de que esta pintura se trasladara a su tierra natal y que el Honorable Ayuntamiento en turno la colocara en uno de los muros de lo que antes fuera el Salón de Cabildos, (actualmente Biblioteca Municipal) para que todos admiraran esta obra que se conoce con el nombre de “COSTUMBRES Y TRADICIONES”.

 

 

Museo Xolalpancalli

Museo Regional Xolalpancalli Fundado en el año de 1993 por la Lic. Elsa Edith Cruz Martiñón,bajo el periodo de gobierno del Profr. Luis Villa Ramiro.El Museo cuenta con varias figurillas de piedra de las culturas prehispánicas que habitaron la región; tiene una valiosa colección de documentos de la historia de Zacapoaxtla firmados por el General Don Ignacio Zaragoza. Cuenta con  objetos de la época de la guerra contra los franceses; y posee una réplica de una choza nahua y un altar de muertos, típicos del lugar. 

 

 

 

Zócalo

  Plaza de armas de zacapoaxtlaPalaza de armas de ZacapoaxtlaEn el centro de Zacapoaxtla está la Plaza de Armas o de la Constitución, también llamada Zócalo; pintorescos portales flanquean tres de sus lados. En el medio se yergue una esbelta comuna conmemorativa de la gesta heroica del 5 de mayo de 1862; fue levantada en 1888 por zacapoaxtecos que participaron en el combate y tenía en su capitel algunas de las armas utilizadas en la contienda; al no estar protegidas, se deterioraron rápidamente debido a las inclemencias del tiempo. En el lado este de la plaza hay un monumento al benemérito Benito Juárez; al sur, un busto del profesor Rafael Molina Betancourt, insigne zacapoaxteco que desempeñó un destacado papel en el desarrollo del sistema educativo nacional; y en el lado occidental, la estatua de un indígena nahua de la sierra norte, ataviado con su ropa típica, empuñando un machete. El monumento ensalza las glorias obtenidas por el Batallón Zacapoaxtla, en la batalla de 1862 y 1863, contra la intervención francesa.

Al anochecer, la estatua del guerrero Zacapoaxtla recorta la silueta contra la iluminada fachada del Palacio Municipal. Traída por un viento helado, una densa neblina invade la Plaza de Armas envolviendo la figura del héroe en un halo resplandeciente: como un espectro que penase en la noche, saliendo de un mundo oculto en la oscuridad. Hechizado por la inesperada visión, imaginé al guerrero retornando del pasado para recordarnos aquella gesta histórica de un puñado de valientes que dieron la vida para vencer al invasor, ante la amenaza de destrucción de nuestros más preciados valores patrios; valores que hoy tan fácilmente olvidamos, enajenados por una absurda inclinación a sobrevaluar todo lo extranjero en detrimento de nuestro rico legado cultural que nos proporciona el orgullo de ser mexicanos.

 

 

 

 

 

 

Parroquia de San Pedro Apóstol

 

 Atrio Parroquia LateranenseEs de estilo neoclásico,este edificio se inicio como una pequeña ermita, el día 3 de mayo de 1840 siendo su fundador el encomendero de Cortés, Pedro Cintos de portillo quien se convirtiera en fraile de la orden minoritaria de San Francisco haciéndose llamar: Jacinto de san francisco y de la portilla, identificado por los nativos con el apelativo cariñoso de “Fray Cintos”. En 1612 se introdujo la advocación del Apóstol San Pedro y de igual forma se convierte esta misma en Parroquia.
En 1884, esta iglesia es adherida a la catedral de San Juan de Letrán de la ciudad de Roma Italia; misma que está situada “lateralmente” a la basílica de San Pedro, del hoy Estado del Vaticano –de ahí el título de Laterenense-, con las mismas indulgencias, jaculatorias y primicias que aquélla.

En el mundo sólo hay tres parroquias con esta categoría: la de Córdoba, en Argentina; la de Lima, en Perú; y ésta de Zacapoaxtla. Su fachada toscana está rematada con un frontispicio triangular; el impresionante muro frontal tiene más de dos metros de espesor. La enorme nave basilical tiene bóveda única sostenida por arcos de nervadura y el altar mayor es neoclásico con un nicho dedicado al santo patrono Pedro Apóstol, que aloja a un Cristo crucificado. El reloj europeo de la torre mayor fue instalado en 1882 y el interior fue decorado en 1936 por el pintor Luis Toral.

 

 

 

Iglesia de Esquipulas



Hermosa construcción dedicada al Cristo Negro de Guatemala. Esta iglesia se encuentra  al lado noroeste de la Parroquia “Lateranense”, su construcción comenzó a partir de 1801 y concluyó en 1803 por sugerencia de la familia Molina Alcántara, dedicándola a un principio a la advocación de San Francisco de Paula y posteriormente al Señor de Esquipulas; el motivo fue la realización de un milagro que esta familia pidió bajo la protección de esta sagrada imagen, que es muy venerada en la república de Guatemala, trayendo desde esas lejanas tierras una réplica que hasta la fecha se conserva en este Templo.

 

 

 

Santuario de Guadalupe

 

 

Santuario de la Virgen de GuadalupeEn su interior se observa el talento de los artistas de la región, quienes intentaron copiar la disposición y decoración de la antigua Basílica de Guadalupe de México.Se construyó sobre los cimientos de un templo que los jesuitas colocaron en 1726, y que por motivos que se ignoran quedaron inconclusos.
En 1811 a raíz de la llamada época de independencia nacional, surge en Zacapoaxtla, provincia de la Sierra Norte de Puebla, un gran conflicto entre nativos y españoles, que estuvo a punto de incendiar dicha provincia. El entonces Sacerdote Vicario Miguel Pérez Trabanca, invoca la protección de la Virgen de Guadalupe en este conflicto armado.
Las fuerzas españolas que estaban al mando del realista Félix María Calleja en el punto denominado “la cumbre” (Apulco), fueron derrotadas por un contingente de más de 700 efectivos serranos, que estuvieron bajo el mando del Bachiller Zacapoaxteco Camilo Suárez y su hermana Luz María Suárez, a quienes el pueblo serrano tiene en calidad de héroes.
Una vez logrado el triunfo el Padre Pérez Trabanca en voto de juramento dio inicio a los trabajos de construcción de este templo, que poco a poco se levanto en distintas etapas. En él, al igual que la Parroquia Lateranense, se encuentran obras pictóricas hechas por el notable pintor zacapoaxteco Don Luis Toral González.
Esta iglesia está considerada como Monumento Nacional y como Patrimonio de la Humanidad, reconocida por la “UNESCO” desde 1949.

  Arcos laterales del  Santuario de Guadalupe

 


Iglesia del Señor del Triunfo


Esta Iglesia se localiza en el lado sur de la ciudad fue construida  en 1867 por sugerencia del jefe político don José de Jesús Molina y el vicario Juan Antonio Aguilar, con el fin de celebrar tanto el triunfo de la batalla del 5 de mayo de 1862, como el que se sostuvo el día 25 de abril de 1863, tanto en la Ciudad de Puebla como en la población de Zacapoaxtla, en el lugar denominado SANTA ANITA (hoy los asientos), distante del templo de referencia a unos cuantos metros.

Encuentros que sostuvieran las fuerzas defensoras de la plaza, en contra de los atacantes franceses y austriacos, que estaban bajo la responsabilidad del comandante J. LALANNÉ, mismo que sufriera una de las más grandes derrotas, que le infringieran las columnas nativas serranas, que estuvieran al mando del general JOSÉ MARÍA MALDONADO, como de los coroneles Zacapoaxtecos, CARLOS BETANCOURT MOLINA, MIGUEL ARRIAGA y JUAN M. ALCÁNTARA.
 Se dice en el fragor del combate, a manera de silueta se paseaba de un lado a otro, una figura humana montada sobre un burrito, que se posaba preferentemente sobre el lado de los defensores, no faltando quien pensara que era la imagen del señor san ramos que los protegía y acompañaba en esta lucha; por lo que el que pasado el tiempo se determinó levantarle un templo en lugar de los hechos, para agradecerle tan grandioso milagro. Actualmente ahí se venera la imagen del sagrado corazón de Jesús; dentro del área que ocupa el jardín, el gremio del volante levanto una peaña dedicada a SAN CRISTÓBAL.

 

 

 

 

Iglesia del Señor de Nahuixesta

Al poniente de la ciudad está la iglesia del Señor de Nahuixesta ( palabra de origen náhuatl que significa cuatro caminos con rumbo al cielo).Fue construida en 1775, a cuyo derredor se estableció en 1895 el panteón municipal, con fastuosos mausoleos de principios de siglo. Al expandirse el panteón hacia la empinada ladera, fue necesario hacer un gigantesco terraplén para nivelar el terreno, lo cual ocasionó que, al bajar por las inclinadas calles laterales, las sepulturas y sus muertos queden arriba de los transeúntes.

 

 

Mercado Municipal

  Mercado de ZacapoaxtlaA un lado de esta parroquia está el mercado municipal que los miércoles, día de tianguis, se extiende a muchas calles aledañas; indígenas nahuas y totonacos llegan desde las inmediaciones ataviados con sus trajes típicos.

El mercado data de la fundación de Zacapoaxtla que es del 3 de mayo de 1540 dentro de la ruta que comprendía la comunicación entre Tlatlauqui y Huetlalpan que era el sendero que recorría los frailes de la orden franciscana, se encontraba la ranchería de lo que actualmente es ZACAPOAXTLA, a la que asistían infinidad de personas que comerciaban distintos productos de su región sobre todo de la franja tórrida de la parte baja llamada comúnmente tierra caliente, instalando sus puestos al aire libre de lo que comprende el atrio de la hoy parroquia LATERANENSE, poco a poco y de acuerdo a las necesidades del movimiento comercial se resolvió, que el area de lo que ahora es la plaza de la constitución o zócalo se Mercado de Zacapoaxtlaocupara para tal motivo, ya que el referido atrio se ocupo como cementerio o panteón, siendo así en el año de 1831 el jefe político Don Pascual Ángeles Lobato que fuera dueño de ese predio cedió los derechos a favor del municipio, permaneciendo en ese estado hasta el año de 1912, esa misma fecha el ciudadano Miguel Molina Molina último jefe político que tuviera ZACAPOAXTLA, busca un mejor perímetro para instalar definitivamente el mercado que se denomino “MERCADO LA PAZ”, en plena época de la llamada REVOLUCION MEXICANA este predio de referencia quedo dentro del área que comprende el pasillo llamado “LA FÈ” entre las dos iglesias más importantes de la población, LA PARROQUIA LATERENENSE Y EL SANTUARIO GUADALUPANO.
En 1975 se determina rebautizar este lugar con el nombre de “Mercado 25 de abril”.

Mercado de Zacapoaxtla

 

Festival de Dazas Autóctonas “Mijtotikuikakalli”

Se celebra en  mayo tomando como sustento la celebración de la Mayordomía de la Santa Cruz (día 3 de mayo), en este festival  se reúnen diferentes expresiones como lo son la danza, la música,el misticismo, y la fe, entre muchos otros elementos resultado de la fusión de tradiciones de nuestros ancestros con las del catolicismo español.

Este festival cuenta con un destacado reconocimiento por el H. Congreso del Estado como “Patrimonio Cultural del Estado de Puebla”, y en él participan danzas del Municipio de Zacapoaxtla, sumándose también otros Municipios.

 


Exposición de Altares

Durante la celebración del Día de Muertos (2 de Noviembre ) frente al Palacio Municipal se lleva a cabo una exposición de altares a los muertos , realizados por alumnos de las instituciones educativas de esta ciudad.

El Altar  es un elemento fundamental en el conjunto de tradiciones mexicanas del día de muertos, que consiste en instalar altares domésticos en honor de los muertos de la familia.

El punto angular de esta tradición, es la creencia de que el espíritu de los difuntos regresa del mundo de los muertos a este, para convivir con sus familiares durante un día, compartiendo con ellos, consolándolos y confortándolos ante su pérdida.

Para que el ritual en memoria de los difuntos se lleve a cabo es importante que la ofrenda contenga una serie de elementos y símbolos que invitan al espíritu y facilitan su viaje desde el mundo de los muertos.

Altar 

La ofrenda suele ser una gran tradición en México. Dependiendo de su tamaño se utiliza una repisa, consola, mesa o inclusive una habitación; utilizando como base cajas de madera, sillas, mesas, pacas, ladrillos, etc.

Los niveles

Representan los estratos de la existencia, variando en cada región y la idiosincrasia

  • Altares de dos niveles: representan el cielo, y la tierra.
  • Altares de tres niveles: representan en orden descendente el cielo, el purgatorio y la tierra. También puede representar el cielo, la tierra y el inframundo, según la tradición azteca; y las tres divinas personas según la tradición católica. También representan el cielo, el purgatorio y el infierno según otras versiones.
  • Altares de siete niveles: representan los siete niveles para llegar al cielo, al purgatorio y a la tierra o bien al infierno, según la tradición católica,  Los altares de 7 niveles representan los pasos que hay que dar para llegar a los 7 cielos en el entonces en que se creia que existían.
  • La imagen del difunto

    Se coloca una imagen, pintura o fotografía del difunto al que se honra en la parte más alta y destacada del altar. Según la religión o idiosincrasia, también se colocan los retratos de espalda y frente a ellos un espejo, para que así el difunto sólo pueda ver el reflejo de su deudo y el deudo vea el reflejo de su difunto, simbolizando la pertenecía de ambos los dos.

    La cruz 

    En todo el altar se colocan simbolismos referentes a la cruz, la cual es elemento agregado por los evangelizadores españoles con el fin de incorporar el catolicismo entre los naturales y en tradición tan arraigada como era la veneración de los muertos. Una cruz se coloca en la parte superior del altar a un lado de la imagen del difunto. Se coloca una cruz pequeña de sal en el altar que sirve como medio de purificación de los espíritus, y una cruz de ceniza que le ayudará al espíritu a salir del purgatorio.

    Copal e incienso 

    El copal es un elemento prehispánico que limpia y purifica las energías de un lugar y de las personas que lo utilizan, se coloca en un brasero y purifica el ambiente para los espíritus esperados. El incienso es un elemento colombino que al igual que el copal purifica y santifica el ambiente, quemándose en un incensario. se pone en el ultimo nivel del altar para guiar al difunto en su regreso a la tierra.

    Arco 

    El arco o marco adornado que se ubica en la cúspide del altar simbolizando la entrada al mundo de los muertos. Adornados también con limonarias y flores de cempasuchil.

    Papel picado 

    El papel picado es una representación de la alegría festiva del día de muertos y del viento.

    Velas, veladoras y cirios del altar 

    Las velas, veladoras y cirios sirven como luz guía a este mundo. Por tradición se colocan velas, veladoras y cirios de color morado (símbolo de duelo) y blancas (símbolo de pureza). Cuatro cirios se colocan en alusión de los puntos cardinales. Las veladoras se extienden a modo de sendero para llegar al altar. Las velas y demás veladoras se colocan sobre candeleros morados repartidas en todo el altar siempre en un número par. Las velas, veladoras y cirios con luz son la clara representación del fuego.

    El agua

    El agua es de suma importancia y tiene múltiples significados. Refleja la pureza de las almas, es reflejo del ciclo continuo de la regeneración de la vida y la muerte y promesa de fertilidad en la vida y en la siembra. Se coloca un vaso de agua fresca para que el espíritu refresque sus labios y mitigue su sed después del viaje desde el mundo de los muertos. A la vez se coloca un aguamanil o jícara con agua, junto a un jabón, una toalla y un espejo para el aseo personal de los muertos.

    Las flores 

    Las flores fungen como ornato en todo altar y sepulcro. La flor de cempasuchil es uno de los elementos más importantes de los altares, además de ornato la tradición indica que su aroma sirve de guía a los espíritus en este mundo.

    Las calaveras 

    Las calaveras son alusiones a la muerte que siempre esta presente. Son coloridas calaveras de azúcar, barro, chocolate y yeso con adornos de colores, de fuerte influencia barroca, gustan por su rico sabor y olor.

    Comida 

    Se prepara puro chocolate oscuro en la mesa principal y se coloca comida al agrado de los fallecidos, se cocinan desde días antes los platillos tradicionales como: tamales, mole, arroz, calabaza en tacha, etc. para que los muertos puedan disfrutar de su esencia. La comida no es únicamente para el alma visitante, sino para los deudos, quienes festejaran con ella y algún visitante irreconocible, por lo general algún alma que no tiene quien la recuerde.

    El pan 

    El pan representa la generosidad del anfitrión, y el regalo de la tierra misma. Existen múltiples variantes en su elaboración, como lo son los panes en forma de “muertitos” de Pátzcuaro y de la selva potosina y en el centro de México se acostumbra el pan de anís en forma de domo redondo, adornado con forma de huesos en alusión a la cruz y espolvoreado de azúcar.

    Bebidas alcohólicas

    Algunos altares contienen bebidas alcohólicas como jarritos con tequila, vasos con trago o agua que le gustaban al difunto.

    Objetos personales

    Los objetos personales son artículos pertenecientes en vida a los difuntos y se colocan en el altar para que el espíritu pueda recordar momentos de su vida. En el caso de que el difunto sea el espíritu de un niño suelen colocarse juguetes en el altar.

    Los adornos 

    Infinidad de adornos alusivos a la muerte han surgido del arte popular mexicano y se han agregado al altar de muertos. Figuras con cuadros de entierros, velorios o cementerios, o representando escenas de la vida cotidiana con esqueletos como personajes realizados en figuras de alfeñique, cartonería, madera, barro o yeso, son típicos de la fecha, así mismo como hermosos arreglos frutales o florales.

    También en muchos altares se incluyen cadenas elaboradas con papel crepé, de color morado y amarillo, un eslabón de cada color, alternandos. El morado representa la muerte y el amarillo la vida, por lo que con este adorno queda representada la delgada línea existente entre la vida y la muerte.

 

Inicio - Como llegar -  Atractivos turisticos - Atractivos Culturales - Atractivos Naturales - Historia

 Geografia y clima  -   Economia  -  Museo - Bibliotecas  - Fiestas y Tradiciones    -  Artesanía   

  Arquitectura    -  Servicios    -  Comunidades  -  Links    - sitemap   -  Contactanos - Colabora

Copyright  2015 www.zacapoaxtla.info